22:45 horas… Bilbao se oscurece y un cohete llamada predice el inicio de una coreografía de luces, colores y sonidos. La villa se paraliza durante ocho noches; calles estáticas, repletas de vecinos autóctonos y visitantes nocturnos, todos al unísono apuntan con su mirada al cielo. Pólvora de diferentes nacionalidades compiten por el XXV Concurso Internacional de Fuegos Artificiales Villa de Bilbao. El silencio entre los espectadores es máximo, solo interrumpido por leves aplausos y comentarios de admiración entre los diferentes actos que componen la obra. La traca final, la más ruidosa del protocolo pirotécnico, despide 15 minutos de arte de luces y la capital vizcaína recupera su condición de fiestas más ruidosas del estado.

Los juegos artificiales han sido año tras año, con algún incendio casual, la actividad de la Aste Nagusia que más ha “enganchado y gustado” a los bilbaínos, incluso en 2010 fue catalogada como el evento festivo con más seguidores y de mayor calidad. Existe, en cambio, un colectivo que exige su cancelación con carácter retroactivo, además de reclamar al Ayuntamiento que cubra los costes traumáticos que han generado tras 25 años de bombardeos de sonidos y terremotos de luces. Hablamos de la asociación canina APPB de Bilbao.

La sociedad está compuesta por perros bilbaínos de todo tipo de raza y condición, donde destacan estrellas de pasarela que recientemente participaron en la edición 2015 de Fashion Week El Paseo y que en el pasado tomaron parte en el certamen Tokyo Dog’s Collection.

“Han llegado ustedes a considerar la resta de credibilidad que supone para un perro guardián que un ladrón actúe aprovechando la oscuridad del espectáculo pirotécnico, y que el can, entrenado específicamente para hacer frente al amigo de lo ajeno, no pueda hacer frente a sus responsabilidades debido a la fobia y la ansiedad. Cientos de amigos han perdido su trabajo por este motivo”, afirmaba el portavoz de la organización, Argi, o Melenas para la masa infantil de la familia.

Acciones contundentes

En rueda de prensa, APPB ha adelantado su intención de llevar a cabo acciones “contundentes” si las instituciones locales, no se hace participes de su petición:

  • Amenazamos con impulsar nuestros instintos primarios hasta el extremo y convertirnos en incivilizados para conseguirlo, consumiremos altas cantidades de productos ricos en fibra.
  • Realizaremos caceroladas fantasma de aullidos y de ladridos a horas intempestivas. Os podemos adelantar de la firma de un acuerdo de colaboración con gallos que rondan la zona – para colaborar con nuestras acciones musicales. De momento, por divergencias históricas, no hemos alcanzado un convenio con el colectivo de los gatos, aunque trabajamos en ello.
  • Movilizaciones, encierros y carteladas.

Asimismo, han reclamado abiertamente que el consistorio acondicione el nuevo San Mamés como área libre de ruidos, donde los perros de Bilbao puedan descansar en situaciones de alarma como tornados o tormentas. Por último, y ante el estrés padecido hasta el momento, reclaman el pago de unas vacaciones en retiro espiritual donde puedan recuperarse del trauma padecido.

A la petición se han sumado compañeros de un largo elenco de fiestas catalogadas como actos de atentados sonoros y lumínicos contra nuestra integridad. Por ejemplo: Las Fallas valencianas, la “Nit de l’Alba” en Elche o las fiestas vecinas de San Sebastián.

Argi y Lay

Desde la redacción de “destrozando el armario”, nos hemos hecho eco de los propietarios de Argi y Lay, dos Seppers muy juguetones, fieles y amigos, que en este momento se encuentran buscando casa. En estos momentos, la asociación Setterrescue se hace cargo de los dos amigos. Si necesitáis más información, no dudéis en poneros en contacto.

Argi - Lay

Anuncios