La escuela de costura y de alto modelaje decidió no aceptarnos debido a nuestro forma, “alternativa”, de interpretar el dictado de la moda. La obsesión de la compra compulsiva por ese último modelito, que, paradójicamente, siempre está en constante transformación para volver al punto de partida; un poco más viejo, más adulto; rebautizado y, como no, más caro, nos ha impulsado a abrir una pequeña ventana a la interpretación propia de este sector.

Intentaremos trabajar bajo el prisma del humor y hacer un pequeño recorrido “autóctono” de la moda, ofreceremos consejos para sobrevivir a un día de “shopping” en familia, visualizaremos las tendencias futuras y realizaremos monográficos sobre prendas de ayer y hoy, entre otros temas de interés.

Si queréis estar a la última, éste es vuestro espacio… porque ya es primavera en Destrozando el armario.

Equipo de redacción.

Anuncios